Ruta circular por Sercué en el valle de Añisclo

Preciosa ruta de unas 3-4h con calma y tranquilidad, disfrutando del entorno, con paradas para comer algo ó hacer fotos. 

Recorrido circular de apenas 7 kilómetros, sin dificultad. La altitud máxima que se alcanza es de unos 1200m y el punto más bajo está a unos 910m. Pasamos por Sercué un pequeño pueblo que poco a poco se ha ido recuperando y acabamos la ruta dentro del cañón de Añisclo. Una vez en el cañón, podemos continuar tranquilamente hasta el Parking ó combinarla con la ruta del Molino de Aso.

Si dejamos el autobús en el Parking de la Tella en vez de en el Parking de San Úrbez, podemos iniciar una excursión circular muy agradable que nos llevará hasta el recuperado pueblo de Sercué.

La ruta de casi 7 kms, la podemos iniciar en el Parking de la Tella. Cogeremos la carretera que va hacia Fanlo y a unos 800m aproximadamente, a la derecha sale un sendero que nos lleva tras  500 metros al pequeño puente de Espuzialla, que pasa sobre el Río Aso.

Una vez cruzado el puente, continuamos por el camino que va ascendiendo suavemente en dirección al pueblo de Sercué. En 1km 200m, partimos de los 1036m y llegamos a los 1183m. es una subida cómoda y sin grandes dificultades, en algún momento pasaremos al lado de ésta señal y nosotros continuaremos por el camino más ancho.

Ya en Sercué, podemos ir a la fuente a refrescarnos, hay una a 200m y otra en el mismo pueblo.

Sercué es un pueblo perteneciente al municipio de Fanlo situado a 1207m de altitud que poco a poco se ha ido rehabilitando tras estar desde los años 60 despoblado. Está situado en lo alto, entre el barrano de Aso y el cañón de Añisclo al pie del pico Mondoto. Durante todo nuestro recorrido, hasta entrar en el descenso al cañón de Añisclo estaremos rodeados de boj y erizón, también de encinas y quejigos.

Actualmente hay alguna casa de Turismo Rural  (Casa Sestrales) y hay gente viviendo durante todo el año.

Desde Sercué podemos tomar el camino hacia Nerín unos 50’, hacia Fanlo unas 2h 35’ y hacia el Cañón de Añisclo que es el que vamos a seguir, 

Cogeremos la calle que va cruzando el pueblo hacia la Iglesia de San Miguel, dejando a la derecha alguna huerta.

Antes de llegar a la iglesia sale un sendero a la derecha que en éste tramo está señalizado con las marcas de GR (blancas y rojas) que en 1km 700m, nos lleva al fondo del Cañón de Añisclo y al puente que cruzando el río Bellos nos llevará hasta la ermita de San Úrbez.

Del puente al Parking de San Úrbez tenemos 1km y medio aproximadamente con un leve desnivel. En el camino que transcurre en la margen izquierda del Bellos podemos disfrutar de la Oreja de Oso, de la Pinguicula Longifolia…

En el camino nos encontraremos con la Ermita de San Úrbez, está situada en la Cueva de Sestral, encima de la confluencia del barranco de Aso y del río Bellos. Es una ermita cuya fundación podría datarse en el siglo VIII, allí  se dice que vivió el  pastor San Úrbez. Es un abrigo natural en la pared y para construir el templo en honor al pastor se hizo un muro de mampostería que encerraba la ermita y la habitación dónde vivía el santo. Seguimos lo que ahora es una pista y llegamos al puente de piedra que nos permite cruzar de nuevo el río Bellos. 

Al final del puente hay un sendero que asciende a la derecha y que nos llevará al parking de San Úrbez. Al fondo del parking veremos la señal que nos indica el camino que sube hasta el Parking La Tella, donde hemos empezado. Tenemos un desnivel de unos 50m que salvamos en 240m y los últimos 670m son de carretera.

En 3-4 horas tranquilamente, habremos realizado una bonita ruta de unos 7 km de longitud y unos 300m de desnivel que subiremos hacia Sercué y volveremos a bajar hacia el cañón, y de poca dificultad. 

Si te has llevado algo de comida puedes disfrutarla en Sercué con unas maravillosas vistas ó en algún tramo ya dentro del Cañón de Añisclo.